3.jpg

Acceso a Servicios
e Infraestructura Básica

Estamos trabajando para que las comunidades rurales ejerzan el derecho humano al agua limpia y segura, y continuamos impulsando tecnologías apropiadas que permiten aprovechar de forma sostenible los recursos naturales.

 

A pesar de las dificultades que enfrentan las localidades donde colaboramos la población está tomando más conciencia de la importancia que tiene el pensar en soluciones efectivas, de largo plazo y avanzadas en términos del cuidado del medio ambiente.

 

Muchas familias de las comunidades que trabajan con la organización pueden mostrar la forma de como construyen, utilizan y dan mantenimiento a módulos para el acceso a agua y el saneamiento a nivel vivienda; que en primer término, cubren las necesidades de agua por familia, disminuyendo el requerimiento hídrico y, en segundo término, realizan la cobertura de la necesidad; en el marco de un ciclo cerrado donde se aprovecha el agua de lluvia, se tienen métodos de filtrado no contaminantes ni dependientes a nivel tecnológico, se da tratamiento básico para reincorporación del agua a mantos freáticos sin contaminar; y todo se realiza con inversiones económicas asequibles.

Como parte de la mejora continua y la consolidación de esquemas eficientes en el tema de acceso a servicios de agua y saneamiento en localidades con población dispersa avanzamos en el pilotaje de módulos desarrollados de forma específica para atender este tema e iniciamos la construcción de un modelo de negocio que permita escalar las soluciones al mayor número de viviendas posible.


En total, en el marco del pilotaje, se trabajó con 42 familias que tienen ya diferentes niveles de avance en cuanto a la prueba y aprovechamiento de estos módulos. El siguiente paso para este pilotaje es definir el modelo de negocio innovador con el que pensamos replicar a gran escala los módulos más exitosos. Vale la pena recordar que probamos más de 100 propuestas de módulos para dar solución a problemáticas de agua y saneamiento a nivel vivienda y estamos quedándonos con las que mejor desempeño y aceptación tuvieron.
El principal reto para escalar los módulos es financiero, por lo que entre las opciones de modelos de negocio a implementar se encuentran sociedades familiares, financiamiento híbrido, franquicias rurales, etc.

De manera particular, en las regiones Calakmul, Chinantla y Sierra Zongolica, se implementaron y mejoraron 226 sanitarios secos, mientras que, en Calakmul, Chinantla y Sierra Zongolica se implementaron 166 sistemas de captación y almacenamiento de agua pluvial con capacidad de 11,000 litros y 40 de 17,000 litros; en Calakmul se implementaron 168 trampas para primeras lluvias que permiten un funcionamiento adecuado de sistemas de captación de agua de lluvia que habían sido instalados en años anteriores y también, en la Chinantla y Calakmul se instalaron 11 filtros potabilizadores de agua a nivel familiar. Estas acciones permiten un ahorro en el uso de agua para arrastre de excretas de 32,996,000 litros anuales y también permiten un incremento en acceso a agua limpia y segura a nivel vivienda por 5,012,000 litros anuales.

En el ámbito comunitario, en Calakmul, se implementaron 3 plantas potabilizadoras de agua con una capacidad individual de 1,500 litros por día; se manejarán bajo esquemas de gestión comunitaria del agua, implementando acuerdos tanto para la sostenibilidad de las plantas como para el acceso y disposición del servicio por parte de las familias. En la Huasteca están en marcha 17 pilotajes para accesoy tratamiento de agua a nivel doméstico y agrícola y se han implementado en diferentes comunidades contenedores de reúso que se están aprovechando para la separación y acopio de residuos.

En materia de infraestructura educativa y espacios comunitarios para niños, niñas y jóvenes, se trabajó con un total de 29 escuelas en los cinco estados de cobertura a través de la construcción, rehabilitación y equipamiento de aulas, implementación de muros de contención y trabajos generales en las escuelas. Se logró la construcción de tres canchas de usos múltiples y dos comedores comunitarios sostenibles, uno en Oaxaca y otro en San Luis Potosí. La infraestructura generada tiene un tiempo de vida estimado de más de 20 años, por lo que esta inversión beneficiará al menos a cerca de 32,780 niños, niñas, adolescentes y adultos. Asociado con el trabajo de los comedores, se han entregado útiles escolares a los y las estudiantes con mejor desempeño académico.

49031082596_77870d2ba5_o.jpg
2.jpg
comedor.png

CIFRAS IMPORTANTES

NUMERALIA

Agradecimiento especial a los aliados técnicos y financieros que han participado de forma
directa: Fundación Alsea, Nacional Monte de
Piedad, Fundación Acir, Fundación Bailleres, Fundación Walmart, Quálitas, Fundación ADO, Fundación W.K. Kellogg, Alianza World Wildlife Fund-Fundación Carlos Slim, Scotiabank, Fondo Unido México, BORDA las Américas, Fundación Coparmex, CAF América, Qualcomm, Kindermissionswerk, Casa Kima, Park Perales, Etiquetas CCL e Infinitum Humanitarian Systems (IHS).

final_logo.png

info@fondoparalapaz.org | Oficina Central (55) 5570 2791

Palo Santo 16, Lomas Altas, Miguel Hidalgo, 11950, Ciudad de México

Hecho con amor ♥️ -  Purple Car