Servicios Ecosistémicos y Reducción de la Huella de Carbono

La Mixteca oaxaqueña es uno de los lugares con mayor desertificación en el país, por lo que consideramos acciones que nos ayuden a generar las condiciones para que los servicios ecosistémicos de provisión, soporte y regulación puedan regenerarse. Logramos un avance significativo al sumar acciones de reforestación con una estrategia de conservación y aprovechamiento, incorporando 25 mil árboles de especies nativas, de las cuales 11 mil fueron árbol forestales y 14 mil frutales. Para lograrlo, se realizó la ampliación de un vivero comunitario con la finalidad de producir a una mayor escala las plantas necesarias. En paralelo, las comunidades manejan bajo los principios de agricultura de conservación 125 hectáreas, ayudando a incrementar la humedad, retener suelo y mejorar la productividad. Finalmente, dentro de estas acciones se logró la reforestación riparia del Río San Antonio.

 

En la región de la Costa de Oaxaca, se promovió la diversidad de árboles en la región, para incrementar el área de pecoreo de las abejas. Los productores participantes seleccionaron cuatro especies locales para la diversificación productiva por ser de interés para las familias, como mamey, limón eureka, limón criollo, y naranja, incorporándose en espacios estratégicos para 30 productores de miel, cubriendo cerca de 2.5 hectáreas de terreno.

 

Las acciones resultaron en un incremento en la producción de miel y el reconocimiento de servicios ecosistémicos de provisión, con alimentos disponibles y leña para los hogares; de regulación al promover sistemas forestales de aprovechamiento; y culturales al rescatar espacios comunitarios y de recreación.

 

El proceso fue acompañado con talleres para fomentar las mejores prácticas locales de cuidado de los apiarios, de extracción de la miel, y de cuidado del ambiente en donde se desarrolla esta actividad.

 

Dentro del programa de Utsil Naj en el cual trabajamos en conjunto con otras organizaciones, para promover buen uso y mantenimiento de estufas ecológicas, para hacer más eficiente el consumo de leña y bajar el humo intradomiciliario, disminuyendo un promedio de 30% de uso de leña al día por familia en comparación al 2013 (11.40 kg/día/familia en promedio).

Artboard 2 copy 10.png

25,000

especie de árboles forestales y frutales

se reforestaron

Artboard 2 copy 12.png

125

Hectáreas de

tierra cultivadas

con "agricultura

de conservación"

Artboard 2 copy 11.png

30

hornos de leña ecológicos de piloncillo implementados

Captura de Pantalla 2022-05-17 a la(s) 23.06_edited.jpg

779

estufas ecológicas de leña rehabilitadas

Artboard 19.png
Artboard 20.png

Este resultado está basado en un trabajo de acompañamiento que se brinda a las familias que participaron en este año logrando 779 rehabilitaciones de estufas, así como la construcción de 252 en las regiones de Sierra Zongolica, en Veracruz; Mixteca, Chinantla y la Costa en Oaxaca, y la Huasteca Potosina en San Luis Potosí.

 

A consecuencia de esta actividad se logró la reducción promedio de 1.5 toneladas de gases de efecto invernadero por estufa al año y, por lo tanto, se les reconoce la generación de bonos de carbono que se colocan en el mercado voluntario a través de la certificación Gold Standard. Con la venta de dichos bonos es posible reinvertir en el desarrollo de más capacidades en la población para el monitoreo y mantenimiento de las estufas.

Las familias participantes reconocen su labor alrededor del cuidado de sus estufas y saben que gracias a que sus estufas pueden certificarse, más familias podrán contar con esta tecnología.

 

Este año se implementaron 30 hornos eficientes de leña para el procesamiento de piloncillo en la región Huasteca, los cuales benefician a mejorar los procesos de producción, a la salud y al bienestar de las familias productoras.

Agradecimiento especial a los aliados técnicos y financieros que han participado de forma directa: Up2 Green , Microsol, CIMMYT, Embajada de Nueva Zelandia, Boehringer Ingelheim, Fundación Walmart